Abietina

f. Sustancia neutra, de naturaleza resinosa, que se extrae del residuo insoluble que dejan las trementinas de Estrasburgo y del Canadá, cuando se las destila con intermedio del agua. Neutralizando aquel residuo por el carbonato potásico y diluyéndole en 30 veces su peso de agua, queda como sedimento la abietina. Cristaliza en pirámides muy agudas, de base rectangular; es inodora, insípida, insoluble en el agua, soluble en el alcohol, éter, nafta y ácido acético monohidratado, de cuyas soluciones se obtiene cristalizada; es fusible, y no alterable por los álcalis cáusticos.

Abietina

Farm. y Terap. f. Parisel dio el nombre de abietina a una preparación que propuso emplear como sucedáneo de la brea. Consiste en agua destilada con la madera y los botones de diversas especies de pinos y abetos y se recomienda en iguales casos que el agua de brea.

Abietico

adj. Nombre que han recibido diferentes cuerpos de naturaleza ácida y resinosa, extraídos de las trementinas, especialmente de la que produce el abeto. Más modernamente se ha aplicado la denominación de ácido abiético al producto cristalino que se forma precipitando por el agua la solución alcohólica de colofonia, y dejando el sedimento en reposo hasta que se forman los cristales del ácido, que después se purifica por nueva cristalización en el alcohol. Se presenta en cristales laminares de cinco caras, solubles en el alcohol y en el éter; se funde a 165° sin pérdida de agua, y forma sales amorfas, solubles en el alcohol.